HORMIGAS 


Aspecto: Miden entre 1 y 3 cm . aprox. y son de color café; en la parte dorsal del tórax tienen tres pares de espinas.

Hábitos: anidan en tierra arcillosa o húmeda. Forman montículos de tierra en la entrada de los hormigueros y largos túneles intercomunicados. Viven en el exterior y nunca anidan dentro de las casas; se las puede ver en los interiores sólo cuando buscan alimento.

Alimentación: Cortan las hojas de los árboles y plantas que luego mastican y colocan en jardines subterráneos para alimentar hongos que son los que usan como alimento.

HORMIGA CARPINTERA (camponotus spp)

Aspecto: miden entre 0,6 y 1,9 cm .; son de color negro o gris oscuro; las obreras se caracterizan por sus grandes mandíbulas.

Hábitos: Excavan enormes galerías en la madera y generalmente prefieren las maderas podridas o húmedas. Pueden encontrarse afuera o dentro de las casas.

Reproducción: La reina vive alrededor de 25 años y forma al cabo de 3 a 6 años una colonia con aprox. 3.000 integrantes. El tiempo de maduración de los huevos es de 2 meses. Las obreras pueden vivir más de 7 años.

Alimentación: Ingieren una importante variedad de animales y plantas; se alimentan de insectos vivos o muertos y tienen predilección por las cosas dulces; no se alimentan de madera.

HORMIGA ARGENTINA (Iridomyrmex humilis Mayr)

Aspecto: Muy pequeñas; miden entre 1,5 y 5 mm ; su color varía entre el rojo y el marrón.

Hábitos: Anidan principalmente en el interior de viviendas formando sus hormigueros en el interior de paredes, pisos y zócalos. También pueden vivir en el exterior cuando la temperatura es elevada. Son muy agresivas y suelen matar a toda hormiga que no sea de su especie.

Reproducción: Esta especie de hormiga tiene más de una reina por hormiguero por lo tanto son las más difíciles de combatir.

Alimentación: Preferentemente azúcares, jarabes, jugos de frutas y otras sustancias dulces.

Considerando su eficiente organización social, hábitos destructivos y fundamentalmente su éxito reproductivo, muchas especies de hormigas son consideradas plagas peligrosas para el hombre. Desde otro punto de vista, la mayoría de las especies son beneficiosas, ya que se alimentan de otros insectos, generando un hábitat más favorable para el ser humano.